Clínica Dermatológica Isela Méndez. Polanco - México
menu.jpg

Enfermedad que inicia habitualmente en los niños y se caracteriza por una piel sensible, reseca que fácilmente se lastima. Esta alteración se produce por una deficiente barrera de “sustancias grasas” en la superficie de la piel. Suele producir comezón de intensidad variable. Su diagnóstico se realiza con la exploración física y el interrogatorio. Se requiere en su manejo medicamentos aplicados y algunas veces, tomados por periodos variables; con una serie de cuidados generales igualmente importantes.

 

Haz click aquí para ver imágenes de los resultados.

 

 

footer